Mi perro se ha tragado una piedra

Radiografía, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Radiografía de abdomen lateral.

Sol un mestizo de perro pastor, nos llegó esta semana remitido de un pueglo de Palencia. Los síntomas de vómitos, anorexia y apatía no remitían a pesar de que se le estaba admininstrando suero y medicación.

Como ya llevaba unos días sin mejoría y su veterinaria sospechaba de un cuerpo extraño se aconsejó a los dueños que lo acercaran al Hospital Veterinario Tomás Bustamante para realizar más pruebas y poder solucionar su problema.

Empezamos por realizar unas simples radiografías y nos encontramos con lo siguiente.

Radiografía, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Radiografía de abdomen ventro-dorsal.

Los dueños nos confirman que le encanta jugar con piedras, así que ya no nos quedan mas dudas.

Le realizamos una ecografía que nos indicó que además del cuerpo extraño tiene una imagen de parada gastrointestinal. Para evitar más problemas no hay tiempo que perder, se debe extraer el cuerpo extraño.

Después de administrar la medicación correspondiente y ya con todo el equipo y el material preparado nos dispusimos a extraer la piedra mediante endoscopia. Para ello disponemos de unas pinzas especiales para cuerpos extraños.

Pinzas para extracción cuerpos extraños, endoscopia, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Pinzas especiales para extraer cuerpos extraños.

Tras anestesiarlo y colocarlo se introduce el endoscopio por la boca, el esófago y llegamos a estómago. Pero la piedra ha pasado el píloro y ya se encuentra en el intestino. Aunque conseguimos acceder a los primeros tramos intestinales y llegamos al duodeno visualizando la piedra, al ser esta un canto rodado, no nos permite un perfecto agarre para su extracción, por lo que tras 20 minutos de intentonas, decidimos abandonar el intento del metodo minimamente invasivo.

Endoscopia veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Endoscopia veterinaria.

Para poder solucionar este caso y aprovechando que el animal ya estaba anestesiado y el campo quirúrgico rasurado y limpio (siempre hay que ser precavidos) extraemos la piedra por el método tradicional.

Cirugia veterinaria, extracción cuerpo extraño, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Cirugía veterinaria.

Se realiza una incisión en la línea media del abdomen y se llega al punto del intestino en el que se encuentra la piedra. Se incide en intestino, se extrae el cuerpo extraño y se comprueba el estado de la mucosa de éste. Por suerte en este caso no se había producido demasiado daño (al tratarse de un canto rodado de superficie lisa).

Se cose el intestino y se comprueba con suero que la sutura es impermeable. Se cose la capa de músculo, el subcutáneo y la piel. Y el animal tiene que permanecer hospitalizado unos tres días para poder empezar a comer con normalidad y regresar a casa.

Sol ya está en casa, ya puede beber agua con normalidad y come dieta blanda, aunque en unos días ya estará comiendo su pienso habitual.

Perro tras su hospitalización, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Sol recuperándose, tras su convalecencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s