Mi perra come menos

Esta semana os presentamos el caso de Darkka, es una hembra esterilizada de Basset Hound de 5 años, adoptada en Cáceres.

Darkka se presenta en consulta con un cuadro de delgadez severo a causa de una hiporexia que arrastra desde el mes de agosto. Sus dueños a mayores nos comentan que el pelo del hocico le ha ido “encaneciendo”, cuando siempre fue marrón.

En la exploración advertimos un sobrecrecimiento de las uñas y una inflamación de los ganglios poplíteos.

Decidimos hacer una analítica completa para valorar el estado general de Darkka y obtenemos los siguientes resultados:

Analítica, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Analítica, resultados

Al tiempo que se realizaba el hemograma y la bioquímica, aprovechamos para ecografiar a Darkka y valorar así el estado estructural de sus órganos. Observamos que la cadena ganglionar renal también estaba aumentada de tamaño al igual que los poplíteos y se apreciaba una ligera esplenomegalia y hepatomegalia (aumento del tamaño del bazo e hígado).

Ecografía, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Medición ecográfica del riñón izquierdo de Darkka.

En vista del cuadro sintomático y de la analítica, nuestra primera opción en el diagnóstico diferencial de Darkka es una enfermedad conocida como leishmaniasis, por lo que decidimos realizar un test rápido cuyo resultado fue positivo.

Detección Leishmania Canica, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Test rápido para la detección de Leishmania (las 2 bandas rojas confirman el positivo).

Estos test son muy sencillos y rápidos de realizar, con una gota de plasma sanguíneo podemos tener en nuestro Hospital Veterinario y en cuestión de minutos un diagnóstico, que en este caso decidimos contrarrestar mandando sangre al laboratorio para que midieran el nivel de proteínas y anticuerpos de Leishmania en la sangre de Darkka.

Como todo apuntaba a que iba a ser una leishmaniasis decidimos empezar a tratar a Darkka el mismo día que acudió a consulta, los principios activos de elección fueron alopurinol y miltefosina. Destacar sobre el tratamiento que las actuales terapias raramente eliminan totalmente la Leishmania de los perros y la curación completa de la infección es una excepción. Las recaídas, que necesitan nuevamente tratamiento, pueden ocurrir; aunque algunos perros llegan a estar clínicamente sanos. Sin embargo, a pesar de estos problemas, el tratamiento de la leishmaniasis ha mejorado extraordinariamente en los últimos años. Esto se ha debido, por un lado, a la mejora en la calidad clínica y de los medios de los veterinarios y por otro, a la aparición de nuevos medicamentos.

A los pocos días nos llegó del laboratorio la confirmación de nuestra sospecha:

Analítica, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Analítica, resultados

Leishmaniasis

A continuación explicaremos de forma un poco más desarrollada en qué consiste esta enfermedad de la que probablemente muchos ya hayáis oído hablar.

El término leishmaniasis engloba un grupo de enfermedades, en su mayoría zoonóticas, producidas por protozoarios del género Leishmania y transmitidas por la picadura de flebótomos (un mosquito).

Las leishmaniasis se dividen en dos grupos básicos, la leishmaniasis visceral que involucra órganos internos y que sin tratamiento es mortal, y la leishmaniasis tegumentaria (que incluye a las formas cutánea y mucocutánea) que afecta la piel o las uniones mucocutáneas y puede curar espontáneamente dejando cicatrices desfigurantes.

La manifestación de las dos formas básicas de la enfermedad, depende de la especie de Leishmania involucrada y de la respuesta inmune del hospedador.

Destacar que el perro es el principal reservorio urbano de la Leishmaniasis visceral.

Volviendo al caso de Darkka, cuando los dueños acudieron a por los resultados nos contaron que Darkka ya había empezado a comer con las mismas ganas que de antes y que la veían mucho mejor. En consecuencia y para prevenir, decidieron vacunar a su otro Basset, Toby, frente a leishmaniasis.

Basset Hound, recuperación, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Darkka mucho más animada 4 días después de empezar con su tratamiento.

Prevención Leishmaniasis canina

En cuanto a la prevención frente a leishmaniasis, lo primero comentar que se trata de una enfermedad grave, de difícil y largo tratamiento por lo que la profilaxis es especialmente importante.

De forma muy resumida, dos intervenciones preventivas de la leishmaniasis han demostrado eficacia y se utilizan de forma cada vez más habitual: el uso tópico de insecticidas-repelentes de forma regular en el perro y la vacunación.

Productos veterinarios, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Productos disponibles en nuestro hospital para la profilaxis frente a leishmaniasis.

Uso tópico de insecticidas repelentes

Estos productos aplicados sobre la piel evitan la succión de sangre por parte del flebótomo. Este efecto es consecuencia de la acción repelente de los piretroides y de su efecto insecticida, que causa la muerte de muchos flebótomos o su desorientación y les impide la succión de sangre y, en consecuencia, la transmisión de Leishmania. Se presentan en forma de collares, formulaciones spot-on y aerosoles.

La vacunación

Sin duda alguna, el mayor avance en la prevención y control de la leishmaniasis será consecuencia de la extensión de la vacunación. Después de muchos años de estudio de la respuesta inmunitaria frente a Leishmania y de numerosos abordajes, en la actualidad se dispone de las primeras vacunas seguras y efectivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s