Mi perrita está permanentemente en celo

El caso que os vamos a presentar esta semana es el de Sasi, una caniche de 15 años no castrada que se presenta a nuestra consulta con problemas reproductivos.

Caniche, perra, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Sasi, la protagonista de nuestro caso.

La dueña nos comenta que lleva 2 meses con celos persistentes pero no hace referencia a ningún otro síntoma. A la exploración observamos un flujo blanquecino, el estado anímico es bueno, está atenta, temperatura correcta y nada relevante que destacar en el resto de la exploración, excepto la presencia de un nódulo mamario, ya localizado hace 4 años pero que la dueña en su momento prefirió no operar por miedo a la anestesia, por lo que decidimos llevar un control sobre el aspecto, tamaño, etc.

Tras la realización de una analítica, obtenemos los siguientes resultados:

Analítica, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Analítica, resultados.

A la vista de los resultados sin nada destacable y junto con la exploración general previa que fue impecable, proponemos realizar una ecografía para explorar el estado del aparato reproductivo de Sasi y aprovechamos para un chequeo general del resto de órganos en la cavidad abdominal.

La imagen ecográfica es compatible con piómetra, instaurándose a petición de la propietaria el correspondiente tratamiento médico, con pronóstico reservado y revisión a los 10 días para repetir la ecografía y valorar la evolución.

En la revisión ya no se observa imagen de piómetra, estando el útero limpio de pus, la dueña nos confirma que Sasi desde el 4º día no manchaba, pero sí que la siguen “oliendo” los perros. La nueva imagen ecográfica es compatible con una hiperplasia endometrial quística.

A continuación abordaremos de forma breve la definición y etiología de la piómetra e hiperplasia endometrial quística (HEQ), para facilitar la comprensión del artículo.

Piómetra e hiperplasia endometrial quística (HEQ)

Ambas son patologías que afectan a las hembras enteras y que con elevada frecuencia se manifiestan simultáneamente en el útero de la perra, ya que suelen estar provocadas por un aumento de progesterona en sangre.

La enfermedad proviene de la interacción bacteriana con un endometrio anormal que ha sufrido cambios patológicos derivados de una exagerada respuesta a la estimulación de la progesterona ovárica.

La HEQ suele preceder a la piómetra, y consiste en la evolución quística del tejido glandular del endometrio bajo los efectos de la progesterona. Esta hiperactividad glandular se traduce en la acumulación del líquido intraluminal (muco o hidrómetra) que a su vez favorece la infección bacteriana secundaria, y por tanto la piómetra.

Existen dos tipos de piómetra:

Piómetra abierta:
Donde la apertura del cuello uterino permite la descarga vulvar del contenido purulento del útero, que era el caso de nuestra protagonista.

Piómetra cerrada:
Más peligrosa, en la cual el útero acumula el pus, distendiéndose, incluso, provocando su rotura y peritonitis en algunos caso. El tratamiento médico sólo es posible en la primera, la cerrada por su parte requiere cirugía de urgencia.

La mayoría de los casos son hembras de mediana edad con problemas hormonales previos (embarazos psicológicos, prevenciones de celo, celos irregulares, etc.). Los síntomas aparecen 1-2 meses después del celo, y son múltiples:

  • Inapetencia
  • Anorexia
  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Especialmente la poliuria y polidipsia (beben mucha agua y orinan mucho)
  • Descarga vulvar de líquido rojizo-purulento (en piómetras abiertas) suelen ser patognomónicos

Tras explicarle a la dueña la evolución de la enfermedad, le incidimos en que la solución definitiva pasa por la esterilización. Después de valorar pros y contras y ver que a pesar de tener delante a una perrita de 15 años, la susodicha se encuentra en perfectas condiciones de salud, la dueña se anima a intervenirla por laparoscopia y de paso aprovechar para quitar el bulto y biopsiarlo.

Imágenes de la cirugía de Sasi. Abordaje de piómetra por laparoscopia.

Ahora vamos a introduciros el concepto de cirugía laparoscópica la cual supone una alternativa a las técnicas utilizadas tradicionalmente.

Cirugía laparoscópica

La cirugía por laparoscopia es una técnica quirúrgica que consiste en la realización de intervenciones a través de pequeños orificios con la ayuda de un sistema de televisión que nos permite ver el interior de las cavidades corporales con una limpieza y detalle de gran calidad. Se evitan con la Cirugía laparoscópica los grandes cortes de bisturí obligados en la cirugía abierta o convencional facilitando un periodo postquirúrgico mucho más rápido y confortable. Aporta grandes ventajas para nuestros pacientes y cubre y supera las expectativas del cliente, a continuación os citamos unas de entre tantas otras:

  • Técnicas mínimamente invasivas. Mínimos riesgos quirúrgicos y post-quirúrgicos.
  • Menor trauma quirúrgico.
  • Reducción de la respuesta inflamatoria sistémica.
  • Disminución del dolor postoperatorio.
  • Disminuye la manipulación y exposición de órganos.
  • Ampliación del campo operatorio.
  • Menor tasa de complicaciones por adherencias.
  • Menor tasa de complicaciones de la herida operatoria: infección, dehiscencia.
  • Reducción de la estancia hospitalaria.
  • Rápida recuperación con mínimos cuidados.
  • Disminuimos los riesgos y el sufrimiento de su mascota.

En el caso de Sasi, la resolución quirúrgica fue excelente y el post-operatorio sin problemas.

La biopsia concluyó que nos encontrábamos frente a un tumor mixto mamario benigno de pronóstico favorable.

Informe histopatológico, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Informe histopatológico.

En la siguiente instantánea, Sasi el día de su alta médica junto a Tomás Bustamante Pérez.

Polaroid, instantánea, Tomás Bustamante Pérez, Hospital Veterinario Tomas Bustamante

A continuación os presentamos el vídeo correspondiente a la cirugía de Sasi.

Piometra vía laparoscópica (video)

Videos profesionales para el diagnóstico y técnicas en medicina veterinaria.

Piómetra de perra de 15 años de edad y 6 kilos de peso, resuelta mediante cirugía laparoscópica por dos puertos. Suspensión extracorpórea de los ovarios e histerectomía láparo asistida. Minima Invasión.

2 pensamientos en “Mi perrita está permanentemente en celo

  1. Estupenda intervencion,y estupendo bisturi electrico! Creo que.deberias comentar en alguna intervencion la labor tan buena que hace a la hora de intervenir quirurgicamente .

    • Muchas gracias Jacqueline por visitar el blog y dejarnos tus impresiones. Tomo nota de tu sugerencia, seguiremos divulgando los avances en medicina veterinaria, a través de nuestros casos clínicos, es nuestro compromiso. Te invito a que sigas visitando nuestro blog. Un abrazo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s