Hilos, lanas, agujas y… lindos gatitos

Mi gato se ha tragado una aguja

Hoy os queríamos hablar de Mino, un gatito de 6 meses muy aficionado a jugar con hilos y gomitas.

Acude a nuestro Hospital Veterinario porque su propietario lo nota muy raro desde hace dos días, no quiere comer, está triste y hace movimientos con la lengua como si le doliera al tragar.

Durante la exploración comprobamos que Mino está alerta, hidratado, presenta un buen color de mucosas. No presenta dolor a la palpación abdominal, la auscultación es buena, pero le molesta mucho cuando intentamos abrir la boca y explorar bien toda la cavidad. Procedemos a sedarle para una buena exploración.

Una vez sedado observamos que presenta varias úlceras en diferentes puntos de la boca. Realizamos una radiografía lateral en la que observamos que hay un cuerpo radiopaco a la altura de la cavidad oral.

Radiografía, gato, diagnóstico por imagen, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Vista lateral del cuerpo extraño radiopaco a la altura de la cavidad oral.

Realizamos una segunda radiografía para localizar mejor el cuerpo extraño.

Radiografía, gato, cuerpo extraño, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Vista dorsoventral del cuerpo extraño alojado en la cavidad oral.

Procedemos a anestesiarle más profundamente y observamos que parece asomar la punta de una aguja metálica en un lateral de la lengua. Al continuar la exploración, vemos que el extremo ancho sale por la base de la lengua y procedemos a su extracción.

El cuerpo extraño extraído resultó ser una aguja de coser.

El cuerpo extraño extraído resultó ser una aguja de coser.

En la siguiente instantánea tenéis a Mino, recuperado de la anestesia. Comprobamos que comía adecuadamente para darle el alta.

Polaroid, instantánea, gato, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

El propietario nos comenta que sigue siendo el loco de siempre aunque esta vez seguro que no dejan al alcance esos juegos peligrosos.

Es muy importante acudir al veterinario de forma urgente cuando vemos signos similares a los que presentaba Mino, como babeo, gestos exagerados para abrir la boca, intentar rascarse la boca con las garras delanteras, mantener la boca semiabierta, todo esto indica dolor orofacial, que puede tener diversas causas, entre ellas cuerpos extraños como en este caso, pero también una infección dental, enfermedades víricas que afectan a la encía de la boca, úlceras, etc.


Tomás Bustamante Pérez
Especialista en Endoscopia y Cirugía Minimamente Invasiva
Presidente del Grupo de Endoscopia de AVEPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s