Cuando una decisión puede salvarle la vida

Oncología Canina

En este apartado queríamos hablar sobre el “Sarcoma de Tejidos Blandos” en el perro y sus posibles tratamientos.

Los perros de mediana edad a geriátricos, de razas de tamaño medio a grandes parecen ser los más afectados.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Sarcoma en un labrador.

Muchos sarcomas se detectan cuando aún tienen un tamaño pequeño, pero desgraciadamente por su lento crecimiento, muchas veces no se investigan, creyendo que será benigno. Suelen ser masas indoloras, pueden ser firmes y fijadas en tejidos profundos o blandos y móviles.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Sarcoma de crecimiento lento que no se investigó cuando apareció por creer que “era una verruga”.

Los sarcomas de tejido blando se encuentran con más frecuencia en el espacio subcutáneo. Muchos aparecen rodeados de una pseudocápsula, palpandose de forma aislada de los tejidos que les rodean.

La localización de aparición más frecuente son el tronco y las extremidades. A medida que van creciendo, invaden la piel y los tejidos más profundos, haciéndose más inmóviles y en muchas ocasiones ulcerando la piel.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Sarcoma en tronco. En esta localización es complicado plantear una cirugía con intención curativa.

Diagnóstico

La citología en este tipo de tumores tiene un valor limitado. Son tumores que exfolian pocas células, siendo frecuentes las muestras no diagnósticas.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Citología de un sarcoma de tejidos blandos.

Ante una masa de crecimiento lento, adherida a planos profundos en los que no se recoge muestra en la citología, debemos de aumentar nuestra sospecha hacia un posible sarcoma y recomendar la biopsia.

Las biopsias incisionales (tru cut) son las muestras de elección para hacer el diagnóstico. En este tipo de tumores, es importante no llegar al borde de la lesión para hacer la biopsia, ya que si finalmente debemos hacer una resección, debemos ampliar el margen a la zona de biopsia.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Material para realizar una biopsia. Tru-cut.

En cuanto a las técnicas de Diagnóstico por Imagen, el TAC Escáner o la Resonancia Magnética son las técnicas de elección, necesarias la mayoría de las veces para plantear un abordaje quirúrgico correcto.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Imagen TAC Escáner, antes de la amputación.

Es rara la aparición de metástasis vía hematógena o linfática, cualquier ganglio aumentado o con una palpación diferente debe ser analizado.

Clasificación histológica

Los sarcomas de tejido blando se clasifican en grado bajo, intermedio y alto, teniendo en cuenta el número de mitosis, la extensión de la necrosis, la diferenciación celular y el pleomorfismo.

Dentro de los sarcomas de tejido blando tenemos varios subtipos, con comportamiento clínico e indicaciones de tratamiento similares.

Este tipo de tumores suelen tener un bajo porcentaje de riesgo de metástasis si se puede realizar una cirugía con márgenes amplios. Los más agresivos pueden llegar a un 40% de riesgo de metástasis pero en general no superan el 10 %.

En estos tumores, la localización juega un papel fundamental, ya que si está en localizaciones que se puedan intervenir con márgenes amplios, esa cirugía será potencialmente curativa.

Tratamiento

La escisión quirúrgica con márgenes amplios es el tratamiento de elección. Son tumores con baja sensibilidad a la quimioterapia convencional. La radioterapia es más efectiva para tratar la enfermedad microscópica.

Nos vamos a centrar en las localizaciones distales de las extremidades, desde el codo hacia abajo en las extremidades delanteras y desde la rodilla hacia abajo en las extremidades posteriores. En estas localizaciones es muy difícil dejar márgenes libres de tumor amplios, es posible con reconstrucciones complicadas que suponen un largo período de curas y reposo para el paciente. Sin embargo aquí la amputación de la extremidad es potencialmente curativa.

Previamente a la amputación, el veterinario deberá valorar la calidad de vida y el manejo que tendrá el paciente. Un peso excesivo, una displasia de la extremidad contralateral, o una avanzada artrosis pueden contraindicar este tratamiento, aunque lo más habitual es que el paciente se maneje muy bien con 3 patas, especialmente si la que se amputa es una extremidad posterior.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Preparación del campo quirúrgico para una amputación.

Oncología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Paciente meses después de la amputación de su extremidad delantera izquierda.

oncologia-paciente-amputacion

Por todo esto queremos desdramatizar esta opción de tratamiento. Nosotros como Oncólogos Veterinarios, creemos que esta es una decisión que por un lado elimina la fuente de dolor del paciente, encontrándonos muchas veces con que esa extremidad ya no la estaba usando por el dolor que le suponía, y por otro lado se logra la curación en la mayoría de estos pacientes.

Mas información sobre Oncología en nuestra web:
Oncología Veterinaria


Tomás Bustamante Pérez
Especialista en Endoscopia y Cirugía Minimamente Invasiva
Presidente del Grupo de Endoscopia de AVEPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s