Mi cachorro tiene caspa

En cachorros es frecuente encontrarnos la presencia de caspa sobre todo en los que tienen las capas más oscuras (simplemente porque es más fácil de ver). Los propietarios insisten en bañarlos y en utilizar productos especiales como champús queratolíticos para mejorar la calidad de su piel y su pelo, pero no es tan simple como parece.

Esta semana ha venido a visitarnos Marceline para continuar con su vacunación de cachorrita. La propietaria ha observado que presenta gran cantidad de caspa, especialmente por el dorso y que presenta bastante prurito.

Nos comenta que aunque no le ha visto ninguna pulga quiere poner algo para protegerla frente a ellas porque la ve rascarse con frecuencia y es probable que haya venido del criadero con alguna.

Yorkshire cachorro, Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Esta es Marceline, una cachorrita de Yorkshire de dos meses de edad que vino a continuar con la vacunación y desparasitación, y a poner el microchip.

Tras la exploración general y comprobar que todo está correctamente nos disponemos a chequear la piel. Aparecen varias zonas con mucha seborrea seca y a simple vista ya se observa caspa. Si levantamos los mechones de pelo con un peine, observamos varias zonas afectadas con más gravedad.

Así que decidimos coger una muestra para mirar al microscopio. La muestra se coge con ayuda de una cinta adhesiva transparente para luego poder pegarlo a un porta objetos y analizarlo con facilidad en el microscopio.

Seborrea, caspa, Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

A simple vista ya se observa gran cantidad de seborrea seca (caspa) en el pelo de Marceline. Si levantamos los mechones llegamos a ver zonas con una afectación más profunda.

En la observación de la muestra al microscopio observamos con facilidad distintas formas del parásito Cheyletiella: adultos, ninfas y huevos lo que nos indica que la infestación parasitaria está en su forma más activa.

Las tres especies de ácaros más comunes que producen la Cheyletiellosis son:

  • Cheyletiella blackei (gatos).
  • Cheyletiella parasotivorax (conejos).
  • Cheyletiella yasguri (perros).

Producen una dermatitis muy contagiosa, exfoliativa, no supurativa, debido a que los ácaros trasladan consigo productos de la descamación que producen. Los ácaros viven en las capas de queratina de la piel. Se alimentan en la superficie de la piel de detritus y ocasionalmente de linfa.

Se transmiten con mucha facilidad, especialmente entre animales jóvenes, mediante contacto directo o a través de fomites (toallas, camas, etc). Las Cheyletiella spp. Son parásitos obligados pero las hembras pueden vivir unos días fuera del hospedador y servir de fuente de reinfestación. La especificidad de los ácaros en cuanto a especie no es estricta y en ocasiones infestan también a humanos.

Diagnóstico

Los antecedentes y la exploración clínica nos deben hacer sospechar de la presencia de Cheyletiella spp. Al ser un ácaro grande, podremos observarlo sobre pelo como si fueran escamas pero no siempre tendremos la seguridad de observarlo a simple vista y siempre será mejor realizar un examen microscópico de impresiones, peinados o raspados de piel; incluso a veces se pueden observar en un examen coprológico ya que son ingeridos con frecuencia.

Las impresiones se hacen con cinta adhesiva de papel celulosa transparente, la cinta se presiona sobre el pelo y la piel del animal para adherir la caspa junto con los ácaros que puedan estar presentes y se examina después al microscopio.

El peinado o raspado superficial consiste en recoger igualmente del pelo la caspa con los ácaros y observarlos al microscopio. El producto del raspado de la zona afectada o la cinta adhesiva o celo se pegan sobre un portaobjetos y se observa al microscopio en busca del ácaro o sus huevos.

Ácaro al microscopio, Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Dos imágenes de ejemplares adultos en los que se pueden observar las 8 patas como corresponde a su clase (arácnida).

Ácaro al microscopio, Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

En el caso de este parásito las grandes piezas mandibulares son muy características.

Ácaro al microscopio, Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Huevo de ácaro observado en la muestra que recogimos de Marceline, lo que indica que estamos ante una infestación activa.

Ácaro al microscopio, Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Ejemplares del parásito en distintas fases de desarrollo, encontrados en la muestra obtenida de Marceline. Las ninfas solo presentan 6 patas.

Tratamiento

El tratamiento se puede administrar por distintas vías. Se puede hacer con baños con acaricidas o con productos tópicos o si se cree necesario también con productos inyectables.

El veterinario es el encargado de aconsejar el tratamiento mas adecuado en función del peso, la edad del animal y además del grado de infestación.

En la siguiente instantánea podéis ver a Marceline que ya está en tratamiento. Con los cuidados poco a poco va recuperando el estado normal de la piel y esta creciendo feliz.

Dermatología Veterinaria, Hospital Veterinario Tomás Bustamante


Tomás Bustamante Pérez
Especialista en Endoscopia y Cirugía Minimamente Invasiva
Presidente del Grupo de Endoscopia de AVEPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s