Hipertiroidismo felino

El hipertiroidismo es el trastorno endocrino más común de los gatos mayores, especialmente a partir de los diez años. Está patología implica un aumento de la producción de T4, hormona habitualmente producida por la glándula tiroides.

Hipertiroidismo felino, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Aspecto típico de gato hipertiroideo.

Causa

Los gatos hipertiroideos presentan un aumento del tamaño de la glándula tiroides. El 99 % serán adenomas, con un aumento uni o bilateral en la mayoría de los casos (los dos lóbulos de la glándula tiroides) mientras que el 1% restante desarrollará un carcinoma maligno.

En algunas glándulas puede coexistir una combinación de adenoma y carcinoma. Tanto la hiperplasia o adenoma como el carcinoma provocan la secreción autónoma y descontrolada de T4 (Tiroxina) y T3 (Triiodotironina) por la tiroides.

Al elevarse estas hormonas, la TSH que es una hormona que se produce en la hipófisis, disminuye, lo que conlleva a que se atrofie el tejido sano (que no recibe estimulación de la TSH) y siga funcionando el tejido alterado (que no es sensible a las concentraciones de TSH en sangre)

La causa exacta de esta enfermedad es desconocida. Se han barajado diferentes causas desde 1970, año en el que se observó un aumento de los casos de gatos hipertiroideos.

  • La reducción del contenido de yodo de las dietas.
  • Dietas húmedas de pescado o hígado por presentar aditivos que pueden estimular la producción de T4 y T3.
  • Plásticos incluídos en las latas de apertura fácil.
  • Ser un gato indoor (sin acceso al exterior).
  • Edad, la mayoría serán mayores de 10 años.
  • Productos de limpieza, insecticidas tópicos con aditivos bociogénicos.

Signos clínicos

El hipertiroidismo afecta sobre todo a los gatos mayores, aunque están descritos casos de tan sólo 4 años de edad. Los signos clínicos incluyen:

  • Pérdida de peso progresiva generalmente asociada a buen apetito.
  • Aumento de la actividad (de repente el gato vuelve a parecer joven)
  • Aumento del consumo de alimento y a pesar de eso, pierden peso.
  • Aumento del consumo de agua, bajando incluso la densidad de la orina.
  • Nerviosismo.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Aumento de la vocalización.
  • Un 10 % de los gatos hipertiroideos tienen debilidad e inapetencia en lugar de buen apetito.
  • Nódulo palpable en la región del cuello, justo debajo de la laringe, de forma uni o bilateral.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca y contractibilidad del miocardio, ritmo de galope, soplo.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Aumento de las enzimas hepáticas.
  • Hipocalemia, llegando a provocar ventroflexión del cuello en casos avanzados.
Hipertiroidismo felino, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Nódulos tiroideos palpables.

Diagnóstico

  • Concentración de T4 total en sangre. En casos de hipertiroidismo leve, podemos tener valores normales debido a las fluctuaciones diarias que sufre esta hormona en sangre. Si los signos son compatibles, no debemos descartar un hipertiroidismo por un valor de T4 dentro de los valores de referencia.
  • La hormona T4 puede verse afectada por diversas patologías. Ante enfermedades concurrentes podemos encontrarnos valores de T4 dentro del rango de referencia, por lo que en un gato con síntomas compatibles, con enfermedad concurrente, debemos medir además de la T4total, la T4 libre por diálisis de equilibrio y la TSH.
Extracción sanguínea en un gato, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Con una pequeña muestra de sangre tendremos el resultado en minutos.

Tratamiento

Médico:
Puede provocar signos digestivos, hepatopatía, signos dermatológicos.

Hipertiroidismo felino, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Fármaco para el tratamiento del hipertiroidismo felino.

Quirurgico:
La tasa de éxito es mayor del 95% si extirpa todo el tejido tiroideo, si bien puede haber complicaciones posquirúrgicas que deberían evitarse con una exhaustiva monitorización.

Esquema, Hipertiroidismo felino, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Anatomía glándula tiroides.

Yodo radiactivo: El éxito supera el 95% aunque puede tardar semanas a meses en normalizarse la función tiroidea.

Centro de terapia radiactiva en España.

Centro de terapia radiactiva en España.

Dietético: Éxito del 90% a las 12 semanas. Debe administrarse de forma única.

Hipertiroidismo felino, Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Pienso comercial para el tratamiento de hipertiroidismo.


Tomás Bustamante Pérez
Especialista en Endoscopia y Cirugía Minimamente Invasiva
Presidente del Grupo de Endoscopia de AVEPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s