¿Por qué sedamos a los gatos en consulta?

Venir al veterinario es, casi siempre, un momento (muy) estresante en el día a día de nuestro gato. Como individuos territoriales que son, el cambio de ubicación les supone un importante trastorno y aunque en nuestro Hospital Veterinario hemos adaptado zonas de consultas y hospitalizaciones para su máximo confort, como suele decirse: ¡¡En ningún sitio como en casa!!

Normalmente, la primera dificultad reside en conseguir meter al gato dentro del transportín, en este momento ya se empieza a generar estrés. Es muy importante que se mantenga la calma en todo momento. Los gatos son capaces de percibir nuestra ansiedad o nuestra frustración y esto les puede provocar ansiedad o miedo.

Leer más