Mi gata camina raro

Toxoplasmosis

Se presenta a consulta una gata esterilizada de 4,5 años de edad, indoor. Vacunada y desparasitada al día, alimentación exclusiva pienso gama alta tanto seco como húmedo.

La propietaria nos cuenta que la semana pasada la llevó a cortar el pelo y ahora observa que se esconde y ha dejado de jugar. Nos cuenta que hace 2 días comenzó con vómitos, anorexia y un cuadro de apatía. Decide acercarla a nuestro Hospital Veterinario porque no sólo no mejora con el paso de los días sino que además aparecen dificultades en la marcha.

Durante la exploración los datos más significativos son la fiebre (40ºC) y el dolor abdominal. Junto con una clara ventroflexión del cuello. La exploración neurológica muestra paresia (parálisis parcial) y ataxia (descoordinación) del tercio posterior.

Los parámetros de la bioquímica sanguínea permanecen dentro de límites normales. A la ecografía abdominal se observa ganglios mesentéricos reactivos, parénquima hepático alterado y la pared gástrica está engrosada.

ventroflexion-gato

La ventroflexión en gatos se produce debido a que al no tener ligamento nucal, ante un proceso de debilidad muscular les es muy difícil mantener la cabeza erguida.

Leer más

Programa de radio – 23 de diciembre, 2013

Embarazo, gatos y toxoplasmosis

Programa en Top Cantabria FM, en el que cada 15 días, hablamos de nuestras mascotas. El primer y tercer martes de cada mes de 9:45 a 10:00 de la mañana.

Hemos observado que desde siempre han sido muchas nuestras clientes que estando embarazadas nos consultaban sobre la recomendación (hecha por el ginecólogo) de deshacerse de sus gatos para evitar el contagio de una posible Toxoplasmosis (producida por un parásito, es una enfermedad silente: no produce síntomas).

En favor de la verdad y la ciencia esta pauta ha disminuido y manteniendo unas sencillas medidas de prevención es muy fácil evitar el contagio (siempre que el gato sea positivo).

La Toxoplasmosis se puede contraer mas fácilmente por comer fruta mal lavada, carne poco hecha o embutido mal curado que por interactuar (con sentido común y prudencia) con nuestros gatos.